Infertilidad, posible asociación con la enfermedad celíaca

Infertilidad, posible asociación con la enfermedad celíaca

La enfermedad celíaca es una patología asociada a varias enfermedades y problemas, entre ellos, infertilidad tanto del hombre como de la mujer. Según diferentes estudios, hasta un 6% de los casos de infertilidad de origen desconocido se pueden deber a una celiaquía no tratada. De hecho, en muchas ocasiones se detecta la enfermedad debido a la imposibilidad de la mujer para quedarse embarazada.
Para las mujeres, esta enfermedad no tratada puede suponer también una serie de dolencias conocidas como dismenorrea y dispareunia, la ausencia de regla o amenorrea y la aparición de la primera regla después de los 16 años. Además, los problemas en la absorción de nutrientes que padecen las mujeres celíacas que no siguen un tratamiento, pueden provocar que los anticonceptivos orales no sean eficaces. Por otro lado, la enfermedad celíaca llega incluso a aumentar el riesgo de sufrir un aborto o, incluso, que el crecimiento del feto se retarde, lo que desemboca en el nacimiento de bebés con muy poco peso. Esto es debido a una mala absorción de los nutrientes por parte del intestino que daña el tejido que conforma la placenta.
En el caso del hombre, la celiaquía no tratada causa la inmadurez de los órganos sexuales internos debido a un problema hormonal, lo que provoca infertilidad por la mala calidad del esperma. Por si fuera poco, aumenta el riesgo de sufrir impotencia a causa del exceso de la hormona prolactina que aparece en los hombres celíacos que no están en tratamiento.

Afortunadamente todos estos problemas asociados a la celiaquía remiten al detectarse la enfermedad y poner en marcha el correspondiente tratamiento. En cuanto se controla y la persona comienza una dieta sin gluten, los problemas de esterilidad y los riesgos en el embarazo pasan a ser los mismos a los que se expone el resto de la población.

Si crees que puede ser tu caso, acude a tu dentro de salud.